Las Damas de Honor

Damas de Honor

Toda novia, debe de tener al menos una dama de honor.

Ya de por sí, organizar una boda, es una experiencia única y que “supuestamente” se hace una vez en la vida.

Yo personalmente pienso y creo, que es una vez en la vida, pero además de toda esa experiencia, soy partidaria de que se debe compartir con las personas a las que quieres y sobre todo con tu dama de honor.

Se dice, que la dama de honor, debe ser una personsa que conozcas bien y que hayas compartido mil y una aventura juntas. El hecho de compartir cada momento sobre la organización del mejor día de tu vida con tu dama honor, estoy segura que garantiza momentos inolvidables.

Uno de esos momentos, debe ser la elección del vestido de novia. Ir de tienda en tienda, en busca del vestido perfecto… Es algo que luego se recuerda con una sonrisa en la cara.

Normalmente, la novia decide cúal es el color del vestido que debe llevar la dama de honor, pero ya de por sí, la novia tiene mil cosas que hacer y pensar y… ¿Por qué no dejar esa elección a la dama de honor? Ya sé que suena algo raro, pero si la novia lo mira por el lado positivo, puede ser una sorpresa para ella el hecho de no conocer qué tipo de vestimenta llevará su dama de honor.

Desde el punto de vista que fuí Novia, no supe nada de cómo eran los vestidos de mis damas de honor, hasta el mismo día de mi boda. Fue una sorpresa verlas tan estupendas y radiantes.

Artículo de, Valeria ♥

Imágenes de, Organizotuboda.com